Asociación Cívica Mexicana Pro Plata A.C.
ENGLISH ONLY SOLO EN ESPAÑOL

Moneda de Plata para México

Estabilidad y orgullo nacional

Precio Onza Libertad Fuente: Banco Azteca, Institución de Banca Múltiple.
Venta $497.00 Recompra $447.00

Bilimbiques verdes
miércoles, 3 de marzo de 1999
Francisco Helguera Ramírez

Bilimbiques verdes

 

"Aunque todos somos de barro... no es lo mismo bacín que jarro."

Viejo dicho mexicano; significa que todavía hay clases... en unos bebes y en otros, todo lo contrario.

Y el Sr. Barro, Robert J. Barro, profesor de economía en Harvard y miembro senior de la Institución Hoover, que no parece estar al tanto del dicho mexicano, desbarra haciendo "todo lo contrario" fuera del bacín, en un documento de colección publicado en el Wall Street Journal el día 8 de marzo de 1999 y bautizado:

"Dejad al dólar reinar desde Seattle hasta Santiago"

(¿Te imaginás, Che Carlos? ¡Sería una locura!)

Inicia Barro su desbarrada con un párrafo que pienso mandar enmarcar:

"El presidente Carlos Menem de Argentina, recientemente propuso que su país considere seriamente la dolarización total , el abandono de su moneda nacional , el peso, cuyo valor está ahora fijo al dólar americano. Es una buena idea, no solo para Argentina, sino para otras naciones del hemisferio occidental. Pero la dolarización de las Américas no sucederá sin el liderazgo de los Estados Unidos."

¡Pobre Menem! La conclusión que se puede extrapolar de este lindo párrafo, es que:

O es un pobre pelele al que mandaron a pronunciarse para obtener reacciones, o es un pobre pelele al que le están diciendo que no se adelante, que espere a que le den la orden. Como sea, según Barro, pelele.

Compara después la disciplina monetaria de Argentina con la sus vecinos, diciendo que este país implementó una serie de reformas a su sistema financiero incluyendo la famosa caja de conversión. Y por supuesto, suelta el rollo publicitario

" Promoviendo así la baja en las tasas de interés y la estabilidad ".

"Otros países latinoamericanos como Brasil y México, fallaron en hacer cambios básicos en sus instituciones monetarias. Esos países adoptaron el peor de los mundos, un sistema en donde ni hay una paridad fija ni flota auténticamente la moneda. Por lo tanto, han sufrido de volatilidad en la paridad, inflación y tasas de interés."

¡Precioso Sr. Barro! ¡Precioso!. Yo me preguntaba ¿Porqué se puso tan volátil la paridad? ¿Porqué la inflación tan alta? ¿Porqué las tasas de interés actuales?. Varias semanas sin dormir... hasta que el Sr. Barro me lo aclaró todo. ¡Fallamos en hacer cambios en el Banco de México!

Oiga usted, Sr. Barro, ya que anda de ofrecido, tengo otras dudas: ¿El error de diciembre, las devaluaciones de la época de La Madrid Hurtado, el desastre agrícola, el desastre ganadero, son todos derivados de nuestra falla al no hacer cambios en las instituciones monetarias, léase Banco de México?. ¿Le podríamos llamar efecto Mejía Barón, a eso de quedarnos con los cambios? ¿Usted cree que si nos dolarizamos rápido, (Claro, con la anuencia y bajo el liderazgo de Washington, no se vayan a enfadar) ¿cambiará el panorama, como en "La calle de la paz", de Charles Chaplin? , ¿Nuestros policías serán corteses y los atracadores cederán el asiento a las damas en los autobuses? ¿Se compondrá el campo? ¿Será por eso que el PAN esta pidiendo que salga Guillermo Ortiz de Banco de México?. Por favor, no me conteste ahorita. Ahí se lo dejo de tarea.

Pero sigamos "En algunas ocasiones, como cuando la crisis de la deuda y la devaluación de México y la presente crisis fiscal de Brasil, los mercados financieros han especulado sobre si Argentina se desviará de su sujeción al dólar. Argentina ha soportado esas presiones en el pasado, particularmente en 1995... "

Después se arranca con una explicación realmente barroca: Por la crisis de Brasil, su principal mercado, hay el temor de que Argentina se haga por su cuenta una devaluación para mejorar su competitividad. Para combatir ese rumor, Mr. Menem "flotó" la idea de la total dolarización. Como ya su economía esta enganchada al dólar, sería un solo cambio sencillito... entregar sus 16 billones de dólares de reservas en valores, a la Reserva Federal de los Estados Unidos, que a cambio le daría 16 millones de dólares en billetes recién impresos, nuevecitos... el costo sería un regalo, nada, solo 750 millones de dólares anuales de intereses que dejaría de percibir la banca argentina ¡Una bicoca!. A cambio, una economía estable y se eliminan todos los problemas potenciales de la región. Advierte el Sr. Barro que aunque la caja de conversión se ha vuelto muy popular en Argentina, un cambio mayor no es fácil ahora porque se podría llegar a la errónea conclusión de que el sistema es frágil, además del peligro político, porque se acercan las elecciones. Claro, no saque usted erróneas conclusiones. Si en momentos tan poco propicios sale Charlie Menem con su propuesta, o lo mandaron o es un atorrante.

Entonces, (Perdonen, interrumpo para avisarle al Sr. Barro que se le ve el fondo y es de encaje y por cierto muy ancho).

Prosigo : ya encarrerado Mister Barro, llega a la conclusión de que los beneficios de esta idea se pueden extender a otros países "menos confiables" como México y Brasil... Y esto puede propiciar expansión del tratado de libre comercio a través de toda América.

Hasta su idea publicitaria arroja el Mister Barro. En vez de Nafta, North América Free Trade Agreement, sería Afta... America´s Free Trade Agreement..

Aquí tengo que parar... tengo los ojos llenos de lágrimas por la emoción porque un coro de niños patriotas encabezado por el niño Clarioncito, se arrancan con el Himno a Monroe ( América para los americanos... la la laaa ), mientras los demás niñitos, vestidos con sus togas azul, blanco y rojo agitan sus banderitas que hacen juego. Beatiful, beatiful.

Atáscate ora que hay Barro, digo lodo.

Y comenta el Sr. Barro: "todo este negocio no le costaría nada a los Estados Unidos, excepto por el papel y la impresión" . (¡Y la tinta , Mr. Barro, y la tinta!).

¿Y sabe usted lo mejor? ¡Todo esto se realiza con tecnología mexicana! . El 16 de Diciembre de 1914, en un formal reporte que firma Don Pascual Ortíz Rubio, en la ciudad de Veracruz, da cuenta de como CON UN COSTO DE $7,150.00, SE IMPRIMIERON $1,724,780.00 PESOS EN BILLETES DE $100.00, $5.00 Y $1.00. a UN COSTO DE DOS CENTAVOS POR BILLETE. Respaldados con nada, por supuesto, igual que los dólares.

Ahora venimos a descubrir que el Dólar es la versión norteamericana del bilimbique mexicano... ¡Mire lo que son las cosas! ¿Estarán pagando regalías?.

Por supuesto, aparte de que por cada billete habrá que pagar en especie, porque es la única manera, está el señoriaje y la perspectiva de ampliar el negocio con cada país que se sume y por supuesto, obtener el papel de líder en la zona, compitiendo con la zona del Euro. Claro, advierte: "Si no se crea la zona del dólar, algunos países de Latinoamérica podrían desertar al Euro". Y establece la diferencia entre los dos casos; en la zona del Euro, se trata de una fusión entre iguales, mientras que en la zona del dólar, si se formalizara, los E.U. serían líderes indisputados. Así sí, ¡que diferencia!.

(Oiga Mister Barro, ora si ya se le salió todo el fondo... monetario internacional.)

El realidad el articulito no tiene desperdicio. Hace referencia a que serviría para controlar políticas anti-mercado, anti-economicas y anti-sociales, especialmente hacia Gran Bretaña (¿). Una ganancia adicional sería la extensión de las políticas de los E.U. en el resto de América.

La impúdica confesión de como ve el Sr. Barro la mecánica de la impresión de billetes y con ella la adquisición de bienes, el control de las economías y el poder político a cambio de nada, debía bastar para alertar a los del coro de la dolarización sobre las verdaderas intenciones de ciertas gentes en los E.U. y cuales son las expectativas. Y si con eso no les basta, el final del articulo debería completar la información.

Dice el simpático gringo : "Washington debería tomar la iniciativa en promover esta integración monetaria. Para la administración de Clinton, la mejoría de las políticas económicas internacionales significaría un impresionante récord económico en casa. Por lo tanto, es la oportunidad del presidente para dejar un gran legado económico".

Cierra la sesión el coro de los Niños Patriotas, que cantan "Sueño imposible" y luego el himno nacional, pero con una música y una letra que no reconozco.