Asociación Cívica Mexicana Pro Plata A.C.
ENGLISH ONLY SOLO EN ESPAÑOL

Moneda de Plata para México

Estabilidad y orgullo nacional

Precio Onza Libertad Fuente: Banco Azteca, Institución de Banca Múltiple.
Venta $497.00 Recompra $447.00

Respuesta a 15 preguntas sobre la plata
jueves, 4 de marzo de 1999
Hugo Salinas Price

El Dr. Luis Pazos, patriota mexicano, economista, periodista, autor de libros cuya venta alcanza los millones de ejemplares, conferencista, ex-candidato del Partido Acción Nacional para la gubernatura del estado de Veracruz, y partidario de la libertad de empresa, de gobierno limitado en sus funciones, de la propiedad privada y de la moneda sana, plantea las siguientes preguntas respecto a nuestra propuesta de una moneda de plata para México, que procuramos contestar brevemente:

1. ¿Qué pasa con el valor del peso plata si aumenta la producción de plata en las minas?

Primero debemos aclarar que no proponemos un "peso plata", sino una moneda de plata cuyo contenido de plata le dará un valor en el mercado mundial.

La Ley de Oferta y Demanda estipula que los precios de las cosas fluctúan para lograr un equilibrio entre la Oferta, lo que se ofrece en venta, y la Demanda, el deseo de adquirir lo que se ofrece. Una vez satisfechas las necesidades de moneda de plata de la población, de su comercio y de sus instituciones, comenzaría a sentirse mayor satisfacción en comprar cosas del extranjero, que en retener mayores saldos de plata en caja, o en el bolsillo. La plata comenzaría a exportarse, a cambio de mercancías producidas en el extranjero. Así, se corregiría una tendencia a la baja en el precio – o en el poder adquisitivo, mejor dicho – de la plata dentro del territorio nacional. Se exportaría plata, hasta que se sintiera mayor satisfacción en retener la plata en caja o en el bolsillo, que en comprar en el extranjero; entonces esto actuaría como freno a la exportación de plata.

2. ¿Habría un límite en la emisión de pesos plata? ¿En base a qué factores se modificaría la cantidad de pesos plata en circulación?

No habría límite en la emisión de moneda de plata. Toda persona, física o moral, que presentara plata a la Casa de Moneda para su acuñación, tendría derecho de recibir el servicio de la Casa de Moneda, de acuñar su plata, deducido únicamente el costo de acuñar. Los mineros podrían mandar acuñar su plata, y convertir sus lingotes en monedas, mismas que podrían depositar en "Bancos de Plata" que operarían en plata. Podrían fundar sus propios Bancos de Plata.

Como hemos dicho en el punto anterior, la plata acuñada se exportaría, una vez cubiertas las necesidades de tener moneda de plata, de los mexicanos, los particulares, los negocios e instituciones financieras. Es necesario comprender que la moneda no se acumularía dentro de México con consecuencias que ya conocemos en el caso de la moneda de papel – la depreciación de la moneda de papel y el constante incremento de precios – sino que, siendo la plata una mercancía con valor internacional, el excedente de plata se exportaría, cosa que no puede hacerse con la moneda de papel, porque sólo en México es aceptada.

3. ¿Se podrían salvar los bancos en caso de quiebra con el patrón plata?

El actual sistema monetario, condena a los bancos, no sólo de México, sino del mundo, a la quiebra eventual, porque los obliga a recibir depósitos a corto plazo, y prestar a plazos más largos, lo cual los coloca en situación de insolvencia sistemática. Estas quiebras las estamos viendo ocurrir todos los días. Se procura ocultar las quiebras, por medio del expediente de que bancos más grandes compren a los más chicos, pero esto no remedia el problema de insolvencia, sólo lo pospone hasta el día de una insolvencia mayor.

La plata permite la creación de Bancos de Plata que operarán con estados financieros equilibrados no sólo en sus relaciones de Activo/Pasivo, sino con equiparación entre los plazos de los Activos, y la exigibilidad de los Pasivos. En la condición actual, nadie deja sus depósitos más que a corto plazo, con altos intereses que los bancos intentan recuperar prestando a tasas muy altas, que hacen impagables los créditos otorgados.

El actual sistema de "Banca de Reserva Fraccionaria" quiere decir que el Banco de México exige "encajes" de los Bancos, que son reservas que puede utilizar el Banco de México para "rescatar" a bancos quebrados. Este sistema propicia la irresponsabilidad en el manejo bancario: se supone que siempre van a ser rescatados los banqueros malos. Esto ya sucedió en 1995, y la consecuencia fue el colosal "Fobaproa".

Con moneda de plata, y sistema bancario de plata, reformado, los bancos se verán obligados a imponer criterios de préstamo de tal manera que las quiebras serán esporádicas y directamente atribuibles al mal manejo de algún banco, y no generales y sistemáticas, como está ocurriendo hoy en día.

La plata exige de gran responsabilidad del banquero; su banco no puede ser salvado con dinero público, como ocurrió con el "Fobaproa". Como cualquier otro negocio, tiene que manejarse con suma prudencia.

El actual sistema financiero de México, es de un Banco de México responsable de todos los bancos en el país. Por eso nació el "Fobaproa". Lo que tenemos, es un gran barco que no tiene compartimentos. Basta un agujero para que todo se vaya a pique. Los Bancos de la Plata son como compartimentos, cada uno responsable de su operación. Mucho más estable, y mayor garantía para todo el país. (Ver artículo: Imperativa reeastructuración de la banca)

4. En el siglo pasado México tuvo el patrón plata. ¿Fracasó? Hay quienes dicen que la Revolución Mexicana fue consecuencia de la devaluación de la plata.

La plata no fracasó; los gobiernos de los años 30 para acá, tuvieron la idea equivocada de gastar más (en parte, para robar más) de lo que recibían por impuestos. Como no alcanzaba la plata, decidieron inventar papel dinero. Todo este siglo, nuestro querido México ha sido estafado con dinero de papel que jamás podrá conservar valor. Al usarse el dinero de papel, la plata se escondió, ya no se usó., porque para pagar un producto de $1 peso, era preferible entregar un papel, que una bonita moneda de $1 peso plata.

La plata podría volver a circular, pero sólo si vale la plata por sí. Digamos, es como si se insistiera que un dólar vale $7 pesos, cuando en realidad se pagan a $10 pesos los dólares. Si el precio no es correcto, no hay dólares. Igual con la plata, tiene que valer la moneda por la plata que contiene, y no por un precio que tiene estampada la moneda. Así seguro que circularía la plata sin problema.

De que la Revolución Mexicana fue consecuencia de la devaluación de la plata – no nos parece muy creíble esta teoría.

5. ¿La plata, respaldaría sólo billetes y monedas o también depósitos en los bancos?

La idea de "respaldo" es una idea peligrosa, porque viene de la idea de que el Banco de México va a "respaldar" sus billetes, o una parte de ellos, con "reservas", que hoy en día son dólares. Este es un pésimo sistema monetario. Desde un principio, su propósito del Banco Central fue permitirles a los banqueros incurrir en malas prácticas, dándoles la seguridad de que el Banco de México los sacaría de problemas con sus "reservas". Este sistema está agotado, ya murió por sus propias fallas inherentes.

El sistema que proponemos, no es de moneda "respaldada". Es de moneda que es de plata, y su respaldo es la propia plata dentro de la moneda. ¡Nada de "respaldos"!

El Banco de México, en nuestra propuesta, no emitiría ya, billetes. Los emitirían los Bancos de Plata individualmente. Estos billetes serían como antes fueron, redimibles a la vista y al portador, en plata. La necesidad de redimir billetes todos los días, obligaría a los distintos Bancos de Plata a ser mucho muy cuidadosos en la emisión de billetes, que serían la contrapartida de préstamos a 91 días hechos por los bancos. La redimibilidad de los billetes, en plata, sería indudablemente efectiva. (Ver artículo: Billetes redimibles en plata)

6. ¿Con qué dinero compraría el gobierno la plata para respaldar los billetes?

El gobierno no compraría plata con ningún dinero. Los mineros, o cualesquier otra persona, nacional o extranjera, que tuviera plata, podría presentarla a la Casa de Moneda para su acuñación, y recibiría moneda a cambio, deducido el costo de la acuñación.

El Banco de México podría seguir produciendo sus billetes, pero tendríamos otra moneda intocable por el Banco de México, la plata; proporcionar a la población tal moneda, es el propósito principal de la "Caja de Conversión" que propone el experto de la Universidad Johns Hopkins de E.U., el profesor Steve H. Hanke. "Muerto el perro, se acabó la rabia." No más inflación y devaluaciones, con la moneda de plata. Ante tal competencia de una moneda verdadera, es de suponerse que el Banco de México tarde que temprano dejaría de imprimir billetes irredimibles.

7. ¿Tendrá el gobierno guardada plata equivalente al cien por ciento del dinero en circulación, o sólo un porcentaje?

El gobierno, o sea el Banco de México, no emitiría billetes redimibles en plata, en circulación. Según nuestro proyecto, el Banco de México seguiría emitiendo moneda de papel mientras tuviera alguna utilidad hacer esto. Si acaso, el Banco de México se convertiría en depositario bodeguero de plata, y emitiría Certificados de Plata, por la plata depositada en sus bóvedas por banqueros; los banqueros y particulares podrían desear tener Certificados de Plata, que amparasen cantidades mayores de plata en depósito.

8. ¿Bajo qué circunstancias el gobierno le dará plata a la gente a cambio de la presentación de sus billetes, y cómo?

El gobierno no daría plata a cambio de billetes, porque los billetes redimibles ya no serían emitidos por el Banco de México, sino por los diversos Bancos de Plata. (Ver artículo: Billetes redimibles en plata)

9. ¿El gobierno acuñará monedas de plata para respaldar los billetes y los depósitos o tendrá barras de plata?

El gobierno, o sea el Banco de México, ya no tendrá nada que ver con emitir billetes redimibles en plata. (Ver artículo: Billetes redimibles en plata)

10. ¿Cómo afectarían las variaciones del precio de la plata en el mercado internacional al tipo de cambio del peso plata?

Al comenzar el proceso de remonetizar la plata en México, habría una tendencia al alza en su precio internacional cotizado en dólares. Lo que esto significa, es que la población de México, en conjunto, está poniendo el precio de la plata, no los especuladores de Nueva York. Se agrega otro mercado para la plata, nuestro uso de ella como moneda. Si en Nueva York se intenta bajar el precio de la plata, acumulamos más plata en México. Si se intenta subir su precio, la exportamos comprando al exterior. Eventualmente, el precio de la plata se estabilizaría, probablemente a un precio internacional bastante mayor al actual. En ese precio quedarían niveladas las necesidades nacionales de plata como moneda, y las necesidades internacionales de plata como metal industrial.

11. ¿En qué forma el peso plata nos garantiza precios y tasas de interés más bajas que el sistema monetario actual?

En primer lugar, se estabilizarían los precios en términos de plata, una vez que hubiera concluido el alza de la plata y se hubiera llegado a la estabilización de su precio, que mencionamos en el número anterior. Se estabilizarían entonces los precios, ya que la posibilidad de devaluación habría terminado. Debido a que el precio de la plata sería estable, las tasas de interés ya no tendrían que reflejar ni la posibilidad de devaluación, ni se utilizarían para evitar la fuga de divisas - ¿para qué huir del país, si la moneda es de plata? – y los Bancos de Plata serían mucho más confiables que nuestros actuales bancos. Por todas estas razones, las tasas de interés serían mínimas, o "reales", inclusive podrían ser las más bajas de mundo.

La baja de precios sería consecuencia de mayor abundancia dentro del país, la única forma de conseguir que bajen los precios.

12. ¿Los extranjeros podrían detentar libremente el peso plata?

Repito que no se trata de un "peso plata", se trata de una moneda de plata que vale por su contenido de plata. Los extranjeros podrían detentar libremente esta moneda, como lo hacen con el marco alemán, o el franco suizo, o la libra esterlina, o cualquier otra moneda.

13. La introducción del peso plata ¿sería gradual o de golpe? ¿Se haría como el euro o con un cambio súbito?

Proponemos la introducción de la moneda de plata, en forma paralela con el peso de papel. La adopción de la plata como moneda por la población mexicana, sería al paso que ella determinara, fuera velozmente o lentamente. Porque la plata puede ser usada como moneda en forma natural, y porque no es una moneda artificial, sino verdadera,no requeriría de complejos arreglos que requieren de una gran burocracia, como sucedió con el euro. Su introducción sería cosa muy sencilla.

14. ¿Habría libertad para detentar dólares? ¿Circularía el dólar a la par que el peso plata?

Habría libertad plena para detentar dólares. El dólar se podría usar, tal y como hoy se está usando. Pero la moneda de plata tendría carácter de moneda de curso legal, con poder liberatorio ilimitado, y los Bancos de Plata recibirían depósitos en plata. El dólar podría usarse como hoy se usa, pero sin ser moneda de curso legal.

El público es más inteligente de lo que suponen las autoridades, tanto las del sector público como las del sector privado. La moneda de plata es una moneda mejor que el dólar. Protege mejor el ahorro popular. Por esto, después de un período inicial en el cual la plata busca su nuevo nivel de valor, las tasas de interés en plata serían las más bajas del mundo, tanto para ahorradores como para quienes requirieran de crédito.

100 millones de cerebros mexicanos – y muchos más en el extranjero - estarían pensando sobre cómo aprovechar esta excelente moneda. Los resultados para nuestra economía, serían espectaculares.

15. ¿Qué condiciones monetarias y fiscales serían necesarias en cada país para implementar en el continente americano una moneda común basada en la plata?

Lo primero que se requiere, es que la opinión pública en cada país que quiera usar plata se dé cuenta que el dinero no puede inventarse; el dinero papel, es un fraude. Mientras no se haya sufrido lo suficiente para llegar a estar convencido de esto, seguirá el atractivo popular del dinero de papel, y seguiremos padeciendo lo que hemos estado padeciendo: dinero chatarra que no conserva su valor. Nuestros gobiernos, a la fecha, no comprenden que los días en que podían engañar con papel dinero, han terminado. No saben qué hacer, no tienen ideas qué ofrecer. Ahora buscan la dolarización, sin querer ver que tienen la solución a la mano, en la plata, que no facilita al extranjero, la completa penetración de nuestra cultura y nuestra eventual desnacionalización.

Lo segundo que se requiere, es que las autoridades monetarias – los gobiernos – acepten que el dinero verdadero, no puede ser más que dinero; tiene que respetarse. No es posible querer usar el dinero para pagar costosos proyectos sociales. El dinero debe respetarse, no se le puede pedir que funja como instrumento de política social. En la antigûedad, el dinero era tan respetado, que se acuñaba en los templos, y ahí se guardaban las muestras que contenían la cantidad prescrita por ley, de metal precioso. El dinero verdadero, no puede manipularse para lograr objetivos políticos.

La tercera condición, se deriva de la segunda: que los gobiernos no deben gastar más de lo que reciben en impuestos. Si les es preciso pedir prestado, deben hacerlo con suma cautela, ya que lo que habrán de reembolsar a sus acreedores, será plata, no papeles. Ya existe la conciencia de que el presupuesto fiscal debe estar equilibrado, lo cual es un buen primer paso a la platización de nuestra economía. Cualquier otro país, tendría que implementar dicha política: presupuesto equilibrado.

Países que no producen plata, podrían tener moneda de plata, fácilmente. Comprarían la plata en el mercado internacional. La moneda es un instrumento; así como se compra maquinaria, se puede comprar la plata a usarse como moneda. Actualmente todos los países de América tienen que tener reservas de dólares, que también han comprado. Con la diferencia que las reservas de dólares son simples papeles, mientras que la plata es un valor tangible, no es un papel impreso.